CÓMO DEJAR DE COMER POR ANSIEDAD

por | Abr 7, 2021 | Sin categoría

Si de repente sientes la necesidad de comer algo dulce o algo que solías comer cuando eras pequeña, eso es hambre emocional. Hay veces que elegimos qué comer en función de la emoción que sentimos, generalmente cuando se trata de las emociones menos agradables como el enfado, la tristeza o la frustración. Cuando recurrimos a la comida para cambiar algo de ese estado, para sentir confort o tranquilidad, para sentirnos mejor, hablamos de hambre emocional.

Y generalmente, recurrimos a alimentos muy dulces, grasos, con texturas cremosas, muy crujientes o muy saldos. Aún no he conocido a nadie que se haya dado un atracón de brócoli al vapor cuando se ha separado de su pareja o cuando ha tenido un mal día en el trabajo ?. Y lo que en realidad ocurre cuando caeos en este mecanismo es el efecto contrario porque al malestar de la emoción poco agradable, le añadimos el sentimiento de culpa por haber comido lo que sabemos que no nos conviene.

De hecho, el hambre emocional nunca va a ser satisfecho con comida. Es crucial saber identificar nuestras emociones y dejar que surjan tal y como vienen, las agradables y las menos agradables, porque todas son necesarias para nuestra supervivencia. El reto es, una vez que aparecen, saber cómo gestionarlas.

Existen técnicas que nos ayudarán a conducir estas emociones menos agradables hacia la calma y la tranquilidad como la meditación o el movimiento del cuerpo. Para dejar de comer emocionalmente, hay que encontrar otras vías de satisfacerte emocionalmente. Aquí van algunos ejemplos:

  • Soledad: llama a una persona cercana para charlar un rato, te reconfortará.
  • Tristeza: pon una música alegre y baila un rato, verás cómo cambia tu frecuencia.
  • Estrés: puedes hacer una relajación guiada tumbada en el suelo o en la cama, poniendo especial atención en tu respiración.
  • Aburrimiento: ponte un programa de comedia o haz una de tus actividades favoritas como cocinar, pintar…
  • Cansancio: prepárate baño relajante de agua caliente con música y velas.

Cuando practicamos el MindfulEating o comer con atención, podemos salir del modo piloto automático y darnos cuenta de qué comemos, cómo comemos, para qué comemos y por qué comemos:

ANTES DE COMER

  1. Identifica si es hambre real o hambre emocional
  2. Si es hambre emocional, bebe agua o una infusión a sorbitos
  3. Cocina con calma, atención y con mucho amor y dedicación
  4. Reserva al menos 30 minutos para comer
  5. Come en un lugar agradable y con una mesa bonita

 

DURANTE LA COMIDA

  1. Haz tres respiraciones profundas cunado te sientes en la mesa, antes de empezar a comer, y conecta con el momento presente
  2. Agradece por la comida que vas a tomar
  3. Come como si fuera la primera vez que ves, hueles y saboreas esta comida
  4. Siempre que sea posible, aprovecha el momento de la comida para compartir con otras personas.
  5. No discutas y crea un ambiente nutritivo a todos los niveles
  6. No enciendas la tele, el móvil, etc. ya que distraerá tu atención
  7. Come sentada en la mesa
  8. Mastica cada bocado cuantas más veces mejor
  9. Entre bocado y bocado deja el cubierto sobre la mesa
  10. Come con moderación

 

DURANTE EL DÍA

  1. Bebe agua con frecuencia
  2. Elige una vida saludable y no acumules ultra procesados, alcohol, etc. en casa
  3. No te saltes ninguna comida
  4. Descansa las horas suficientes para tu organismo
  5. Sé consciente cuando vayas a hacer la compra, planifica lo que necesites y no vayas a comprar con hambre
  6. Toma conciencia de la importancia de la alimentación para tu propio bienestar, no sólo para el peso.

NO MÁS DIETAS ESTRICTAS

DESCARGA TU EJEMPLAR GRATUITO

HÁBITOS DE AUTOCUIDADO CON AMOR

Para mí es fundamental cambiar el enfoque de dieta estricta a autocuidado con amor y considerar a la persona con una mirada más amplia, reeducando hábitos no sólo en lo referente a la alimentación sino también en otras áreas como la emocional y mental, ejercicio físico y descanso.

NEWSLETTER

Deja tus datos y únete a nuestra familia de mujeres valientes que quieren transformarse