BOCADITOS DE FALAFEL

Por cuestiones culturales cuando hablamos de legumbres nos suele venir a la cabeza el cocido de nuestras mamis con carne y tocino, el guisote de lentejas con chorizo… y nos producen rechazo, si además le sumamos su tan consolidada imagen de alimentos hipercalóricos que engordan mogollón.

Combinadas de forma correcta, las legumbres son una de las principales fuentes de proteína vegetal, sin dejar de lado su alto contenido en vitaminas y minerales, los cuales se multiplicarán muy considerablemente si las germinamos.

Así que con un poquito de creatividad podemos incorporar estos magníficos alimentos en nuestra dieta y consumirlos de muchas formas distintas: patés, hamburguesas, ensaladas, sopas….

Aquí os dejo una idea muy chula a base de garbanzos y verduritas 😉

INGREDIENTES

  • 500 grs de garbanzos cocidos
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 1/2 Pimiento verde
  • 1 Zanahoria
  • 1 Cebolla y 1 diente de ajo
  • Cilantro, perejil, pimienta, comino, sal
  • Zumo de limón
  • AOVE

PREPARACION

Sofreímos en AOVE las verduras picadas muy pequeñas. Mezclamos los garbanzos cocidos con el zumo de limón y las especias y añadimos las verduras ya cocinadas. Según nos guste la textura más fina o gruesa, trituramos con un tenedor, batidora o procesador de alimentos. Le damos la forma que más nos guste (bolitas, croquetas, quenelle…) y podemos freír o cocinar en el horno a 180º durante 20 minutos.

Podemos acompañar de salsa veganesa con albahaca o salsa de tomate.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *